Málaga a la conquista de Israel

Málaga a la conquista de Israel

Con un sabroso plato y un excelente vino, los negocios son más fáciles de concretarse. Y si además se crea una línea directa, el camino hacia el objetivo es más corto y rápido. Con estas premisas, una delegación malagueña ha promovido en Tel Aviv el turismo y la cooperación empresarial asistiendo a la Feria Internacional de Turismo celebrada en esta ciudad israelí, visitando Jerusalén para reuniones de trabajo y exhibiendo los atractivos de su cocina.

“Nosotros confiamos mucho en Andalucía como destino turístico para los israelíes. Málaga tiene el cuarto aeropuerto más grande de España y ofrece un gran mercado que hasta ahora no tenía un servicio regular y directo”, afirma a EL MUNDO el director general de la compañía israelí Sundor (El Al), Michael Strassburger, sobre la nueva línea que a partir del 28 de mayo conectará dos veces por semana la Costa del Sol con Tierra Santa. ¿El precio del billete Tel Aviv-Málaga? 420 euros.

Strassburger destaca como factor decisivo para “las relaciones comerciales y empresariales de Israel con el sur de España en general y Málaga en particular”.

La exportación anual de Málaga a Israel supera los siete millones de euros siendo la provincia líder en Andalucía de número de exportadores. En concreto, 90 empresas malagueñas exportan al año a Israel. En el sector agroalimentario, Málaga exportó 1,5 millones de euros a Israel en 2016.

El presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, enfatiza que “la Costa del Sol es un gran destino turístico y una marca a nivel internacional. La vinculación de Sefarad con Israel es muy conocida y ahora queremos establecer y estrechar los lazos desde el punto de vista turístico y comercial”. Y confirma no sólo la nueva línea aérea de Sundor sino el acuerdo con la empresa Fliying Carpet para un chárter directo.

“Este año hemos recibido 12 millones de turistas en la Costa del Sol que dejaron un impacto económico de 11.500 millones de euros. Es nuestra principal industria y el mercado de Oriente Próximo, incluyendo los turistas israelíes, es estratégico. Por eso, ha sido importante participar en el congreso turístico en Tel Aviv”, concluye Bendodo que a su vez destaca la importancia de viajar a Tierra Santa.

Sabor a Málaga

“Debemos aprovechar que somos una potencia turística para atraer el sector gastronómico. Málaga es un Templo con seis cocineros con una estrella Michelin y uno con dos”, añade el diputado de desarrollo económico productivo y responsable de la marca “Sabor a Málaga”, Jacobo Florido, en el restaurante del conocido chef israelí de origen argentino Víctor Gloger.

Conocido por difundir la marca “Sabor a Málaga” como condimentado puente de convivencia, el cocinero malagueño Samuel Perea preparó un almuerzo en el local israelí. “Lo que tenemos en común en primer lugar es el Mediterráneo que es un gran patio de vecinos donde nos asomamos sobre todo las tres culturas, la musulmana, cristiana y judía. No sólo para recoger los alimentos del Mediterráneo y las costas y montes sino también para compartir y celebrarlo”, explica con una sonrisa antes de volver a la cocina del restaurante para supervisar sus últimas creaciones.

Según él, las dos partes tienen una asignatura pendiente en lo que respecta al turismo. “En Málaga, se asocia a Israel básicamente con Tierra Santa y los israelíes deben hacer un esfuerzo grande por presentarlo como algo más que eso. Por ejemplo, Tel Aviv es una de las ciudades más atractivas del mundo con una oferta de ocio y gastronómica extraordinaria”, comenta. Y la dirección inversa, asegura, “los israelíes conocen sobre todo Barcelona, Madrid y creo que allí se quedan. Tanto en Tel Aviv como en Málaga se sorprenderían de la riqueza en ambas ciudades”.

Uno de los locales más emblemáticos de Málaga, la bódega El Pimpi, también hizo acto de presencia en este viaje después de que como nos recuerda el gerente Pablo Gonzalo, apoyara la iniciativa de la Cocina por la Paz promovida por Perea y Gloger.

¿El eterno conflicto israelopalestino y las cuestiones políticas influyen en este acercamiento con Israel?, preguntamos a Florido. “Creo que no. Hoy en día la gente está más informada y tiene acceso directo por lo que uno se tranquiliza cuando tiene que ir a éste u otros tantos destinos. La nueva línea Málaga-Tel Aviv abrirá un puente”, responde.

Y quizá una oportunidad para algunos aficionados israelíes a acercarse a Granada y saludar al joven jugador de su selección, Omer Atzili, que juega menos de lo esperado en el equipo de Lucas Alcaraz. Aunque para turismo futbolístico destaca, como confirman todos los operadores de vuelos, la peregrinación semanal desde Tel Aviv al Camp Nou en Barcelona.

Turismo

Málaga no ha faltado a la cita anual del turismo internacional en Tel Aviv. “Las cifras oficiales indican que cada año 266.000 israelíes visitan España pero sabemos que es superior. No lo sabemos de forma exacta ya que muchos llegan con otro pasaporte por lo que la cifra podría llegar a los 400.000″, nos indica el consejero de turismo , Carlos Hernández García encargado de siete mercados y con base en Roma. Según sus datos, al israelí le gusta mucho el turismo de montaña aunque el producto principal es visitar ciudades, la gastronomía y compras.

A pocos metros, la directora de la Agencia Catalana de Turisme, Marta Teixidor, señala que es la séptima participación de Cataluña en esta feria confirmando el espectacular tirón de Barcelona, los Pirineos y la Costa Brava. “Para los israelíes, es un destino fácil, seguro, económico y se encuentran como en casa. Ya no sólo vienen los fines de semana para los partidos del Barça”, apunta.

A su lado, la ventana de la Red de Juderías de España ofrece a muchos israelíes recorrer su legado en la Sefarad del pasado. “Hay cada vez más interés por este itinerario en los Caminos de Sefarad. Activamos ahora un servicio que otorga una especie de pasaporte en esta ruta tan especial”, dice la gerente Marta Puig Quixal, enseñando el especial documento que tiene más historia que turismo.

fuente: Diario El Mundo